Bufete de Informaciones Especiales y Noticias
UNIÓN SINDICAL DE TRABAJADORES DE GUATEMALA (UNSITRAGUA)

Historial del caso SITRABANSUR

La empresa bananera en la costa sur de Guatemala que produce para Chiquita Brand en Finca Olga Maria acosa y reprime a trabajadores para que desistan de su organización sindical.
Por la Junta de Coordinadores de la UNSITRAGUA

Informaciones de la UNSITRAGUA editadas en Rebanadas:

Rebanadas de Realidad - UNSITRAGUA-Guatemala, 11/03/08.- El 15 de Julio del año 2007, un grupo de trabajadores organiza el Sindicato de Trabajadores Bananeros del Sur, de Finca Olga María, con su sigla SITRABANSUR, quienes laboran para la Empresa Frutera Internacional Sociedad Anónima que produce banano para la Chiquita Brands Internacional, cuyo propietario es el señor Fernando Bolaños, empresario del banano que tiene antecedentes antisindicales, especialmente durante su relación con la multinacional DOLE a través de Corporación Bananera, Sociedad Anónima -COBSA- caso cuyos antecedentes son ampliamente conocidos por el Comité de Libertad Sindical de la Organización Internacional del Trabajo.

Durante el conflicto de Cobsa, EL SEÑOR Fernando Bolaños fue asesorado por el abogado JORGE CABRERA HURTARTE, actual magistrado de la Corte Suprema de Justicia.

La Dirección General de Trabajo del Ministerio de Trabajo y Previsión Social obstaculiza el reconocimiento de la personalidad jurídica del sindicato y de manera injerencista exige como requisito el cambio de la denominación de la organización sindical, requerimiento que fue reiterado.

Tras 4 meses de espera por ser reconocidos legalmente como sindicato, el día miércoles 15 de noviembre es publicada la personalidad jurídica del sindicato en el Diario de Centroamérica en la que se le reconoce en forma legal.

A partir de esa fecha, los representantes legales de la empresa por medio de la seguridad privada de la misma inicia una serie de actos de hostigamiento e intimidación a los trabajadores y sus familias, al grado de montar operativos de vigilancia y represalias en sus viviendas y puestos de trabajo, amenazándoles con cerrar la finca si no renunciaban de la empresa y de la intención de mantener el sindicato.

Con fecha 16 de noviembre son despedidos varios caporales de la finca aduciendo como causa el no haber detectado y destruido el movimiento de los trabajadores antes de que conformaran el sindicato. Ese mismo día, a un grupo aproximado de 12 líderes fueron objeto de retención ilegal dentro de la empresa en sus oficinas de la finca Olga María para que dichos compañeros firmaran sus cartas de renuncia y mediante ofrecimientos de sumas desde los Q5,000.00 abandonen la lucha por su sindicato.

El compañero German Aguilar, Secretario General del sindicato, los días 16 y 17 fue objeto de fuertes presiones para que delatara quienes eran los líderes del sindicato y sus asesores, cosa que no lo lograron, pues este compañero y el resto de líderes han asumido una postura de no claudicar en su lucha por mejorar las condiciones sociolaborales en la finca donde laboran; por lo que desde ese momento se responsabilizaba a los representantes de la empresa y su seguridad privada por cualquier cosa que les pueda suceder.

La noche del día viernes 17 de noviembre se constituye un Comité Ad-hoc de emergencia para plantear un Conflicto Colectivo de Carácter Económico y Social, en el Juzgado de Primera Instancia de Trabajo y Previsión

Social del departamento de Escuintla mediante el cual se dirige al patrono un pliego de peticiones para ser negociado colectivamente. Desde el momento en que el conflicto es presentado al Juzgado respectivo, se le prohíbe al patrono dar por terminado todo contrato de trabajo.

Cabe indicarse que cuando el grupo de trabajadores se encontraba reunido firmando el memorial del Conflicto Colectivo, se hizo notar un fuerte operativo por parte de la empresa a través de la seguridad privada y administradores de la misma, al grado que en la vivienda de uno de los compañeros, el jefe de la seguridad llegó a buscarlo a su casa en 4 ocasiones. Esta situación se repitió con otros compañeros.

Durante los siguientes días, elementos de seguridad privada de la empresa, con ánimos intimidatorios, portando armas de grueso calibre comienzan a rondar por la aldea El Semillero, lugar en donde habitan la mayoría de los trabajadores que participaron en la organización del sindicato y el señor FERNANDO BOLAÑOS reúne a la totalidad de los trabajadores de la finca para indicarles que por causa de los trabajadores que estaban formando el sindicato, la finca cerraría y perderían sus trabajos; en el mismo sentido, comienza a hacer circular volantes entre los trabajadores en los cuales se amenazaba con el cierre de la finca si se persistía en la intención de mantener la organización sindical.

Ante esto se solicitó la intervención de la Inspección de Trabajo con sede en el municipio de Santa Lucía Cotzumalguapa, quien alude que carece de recursos para el combustible y poder movilizarse, ante lo cual UNSITRAGUA ofreció cargar con dichos costos, a pesar de ello, indicaron que no irán sino hasta la semana siguiente.

El día 20 de noviembre, los trabajadores sindicalizados son conducidos por la seguridad privada de la empresa utilizando sus armas de fuego, a las oficinas administrativas donde fueron objeto de amenazas e intimidaciones para renunciar de la empresa y desistir del proceso iniciado en el tribunal. De ese proceso solo tenía conocimiento el tribunal y la inspección de trabajo a quienes se les dio los avisos respectivos

Ante dichas presiones, un grupo de los trabajadores se ve intimidado y firma la papelería que les es obligado firmar por parte de la empresa, no obstante otro grupo se mantiene firme en la decisión y luego de haber permanecido retenidos en dichas instalaciones de la finca, ante la posibilidad de que UNSITRAGUA PLANTEARA EXHIBICIONES PERSONALES a su favor, son liberados ya en horas de la noche.

El 21 de noviembre, los trabajadores que se negaron a desistir se presentan a sus labores, momento en el cual se les indica verbalmente que se encuentran despedidos, al alegar estos que por mandato constitucional no pueden ser despedidos por participar en la formación de un sindicato y permanecer en las instalaciones de la finca; a eso de las once de la mañana son expulsados por la fuerza por la seguridad armada de la empresa. Junto a ellos fueron despedidos los familiares de los miembros del sindicato.

Luego de la expulsión de las instalaciones de la finca, no se ha vuelto a ver al compañero FRANCISCO DEL ROSARIO LOPEZ, miembro fundador y del Comité Ejecutivo Provisional del Sindicato, quien se encuentra desaparecido y no se sabe respecto a su paradero, razón por la que la Procuraduría de los Derechos Humanos de Escuintla promovió una exhibición personal a efectos de localizarle.

Asimismo, con el acompañamiento de la Procuraduría de los Derechos Humanos se solicita nuevamente la intervención de la Inspección de Trabajo con sede en el municipio de Santa Lucía Cotzumalguapa del departamento de Escuintla, en donde los inspectores se niegan a intervenir.

Ante ello, UNSITRAGUA contacta a la Inspectora General de Trabajo para que intervenga a efecto que los inspectores intervengan, pero su respuesta fue que no se encontraba dentro de su jurisdicción accionar, pese a ser la inspectora general de trabajo de toda la república y depender jerárquicamente de ella todas las inspecciones de trabajo del país, por lo que nos remite con la Directora Regional de Trabajo con sede en Escuintla, con quien luego de múltiples intentos, no se pudo establecer comunicación alguna.

Por lo apremiante de la situación UNSITRAGUA consigue comunicarse con el asistente del primer Vice Ministro de Trabajo, quien por instrucciones de su superior, conciente de la responsabilidad del Ministerio, se compromete a que el día 22 de noviembre a primera hora, el inspector de Trabajo LUIS ARREAGA, se presentaría a las instalaciones de la finca a constatar la situación y hacer las prevenciones respectivas, pero que los trabajadores se presentaran en esa inspección para que acompañaran a dicho inspector.

No obstante, al hacerse presente los trabajadores el día 22 de noviembre, no quiso ir a hacer la diligencia, pese a la gravedad de lo que acontece, posponiendo la diligencia para el día 23 de noviembre. Al practicarse finalmente la diligencia, lamentablemente se contó con resultados negativos, por el proceder del inspector de trabajo.

Cabe indicarse que el contratista LUIS ARTURO CALDERON ORELLANA, ha amenazado a los miembros del sindicato que de cerrar la finca, van a aparecer flotando en el río, lo cual constituye una clara amenaza de muerte en contra de los compañeros, así como los activistas de UNSITRAGUA.

El día 10 de Diciembre UNSITRAGUA hizo llegar al despacho del Ministro de Trabajo un escrito indicando cada uno de los obstáculos encontrados para que el Ministerio de Trabajo de fiel cumplimiento a su deber, documento en el cual se le solicitó realizar nueva diligencia así como conceda una audiencia para tratar tan delicado asunto.

El día 29 de noviembre del 2007, comparece el secretario general del sindicato ante la Fiscalía Especial de Delitos contra Periodistas y Sindicalistas a plantear denuncia de represalias en su contra y sus demás compañeros del sindicato así como de amenazas de muerte incluyendo a sus familiares.

El Ministerio Público con fecha 29 de ese mismo mes, giró oficio al Jefe de la Comisaría 31º. Del Municipio de Tiquisate, Departamento de Escuintla de la Policía Nacional Civil, solicitando designar personal para que preste seguridad a los miembros del Comité Ejecutivo del SITRABANSUR, por ser objeto de amenazas de muerte por haber conformado el sindicato, de Sección de Derechos Humanos.

La policía nacional se hizo presente indicándoles que por no contar con suficiente personal no podía prestar seguridad permanente pero que iban hacer todo lo posible por atenderlos, pero que solo se presentaron esa vez.

Ante la gravedad de la situación, y en virtud de no ser atendido el caso por parte del Ministro de Trabajo, distintos representantes sindicales ejercieron una acción en el Ministerio de Trabajo, situación que provocó que el propio Ministro, acompañado del primer viceministro, Subinspectora de Trabajo, Director de Trabajo y asesores atendieran una delegación, momento en el que asumió designar a nuevo inspector a efecto de que se practicara una nueva diligencia, asignando para el efecto al inspector CESAR ROBERTO GATICA LEMUS para dar seguimiento al caso.

El día 11 de diciembre del 2007 dicho inspector junto a otros 2 inspectores se presentaron a la finca para constatar la situación denunciada por los directivos sindicales, haciendo constar en el acta respectiva que a las instalaciones únicamente se les permitió el ingreso a dos representantes de los trabajadores. Asimismo, que al inicio de la diligencia ambas partes presentaron sus posiciones en cuanto a la relación laboral y el no reconocimiento a la misma, sin embargo los trabajadores pusieron a la vista certificados de trabajo del Instituto Guatemalteco de Seguridad social y recibos de pago de salarios en donde se establece que existe una vinculación con las entidades referidas.

La autoridad de trabajo procedió a requerir la documentación obrero patronal para establecer lo manifestado por ambas partes, sin embargo los empleadores manifestaron no tenerla en estos momentos, por lo que se procedió a prevenir bajo apercibimiento legal a CARLOS ALBERTO FUENTES BARCENAS, propietario de Agroservicios Carlos Alberto Fuentes Barcenas; LUIS ARTURO CALDRON ORELLANA propietario de Empresa de Servicios Calderón y FRUTERA INTERNACIONAL SOCIEDAD ANONIMA (Finca Olga María) a través de su representante legal para que en un plazo de 4 días hábiles se ponga a la vista la siguiente documentación: 1) contratos individuales de trabajo debidamente registrados. 2) reglamentos interiores de trabajo debidamente autorizados. 3) planillas de constancia de pago de salarios de los últimos seis meses. 4) planillas y recibos de pago al Instituto Guatemalteco de Seguridad Social de los últimos seis meses. 5) informes estadísticos obrero patronal del último año. 6) Libro de salarios debidamente autorizados. 7) planillas de pago de Bonificación anual para los trabajadores del sector público y privado. 8) constancias de goce de vacaciones. 9) patentes de comercio de las empresas antes indicadas y la representación legal de la Sociedad Anónima para constatar la prevención y efectuar una nueva audiencia conciliatoria, misma que se fijó para el día 18 de diciembre del 2007, en las instalaciones del Ministerio de Trabajo.

El día 17 de noviembre del 2007, la Jueza de de Paz del Municipio de Tiquisate se presentó a la Finca Olga María con el objeto de dar cumplimiento a una orden de Reinstalación de los trabajadores despedidos ordenada por el Juzgado de Primera Instancia de Trabajo y Previsión Social del Departamento de Escuintla, así como el pago de los salarios y demás prestaciones laborales dejadas de percibir desde su despido hasta su efectiva reinstalación.

Indica la Jueza que no se le permitió ingresar a las oficinas administrativas de la finca, por lo que solicitó la presencia de uno de los encargados quien seguidamente fue atendida por el señor GUSTAVO ADOLFO AQUECHE BRAN quien actuó en calidad de Gerente de Recursos Humanos de Finca Olga María, quien indicó a la jueza que no se reinstalará a los trabajadores porque en primer lugar no son trabajadores de Frutera Internacional y segundo, porque la sentencia no está firme y que va a proceder judicialmente y administrativamente.

El día 18 de diciembre se presentaron a la inspección de trabajo los señores OSCAR ENRIQUE GORDILLO FIGUEROA, Representante Legal de FRUTERA INTERNACIONAL, SOCIEDAD ANONIMA; LUIS ARTURO CALDERON ORELLANA propietario individual de EMPRESA DE SERVICIOS CALDERON; Licenciada MARIA RODRIGUEZ LOPEZ, asesora del señor LUIS ARTURO CALDERON ORELLANA; Licenciado LUIS ARTURO PINEDA ROCA, asesor del señor CARLOS ALBERTO FUENTES BARCENAAS y Licenciado OTTO ROGELIIO DIAZ BETETA, asesor de FRUTERA INTERNACIONAL, SOCIEDAD ANOIMA. A dicha audiencia se negó la presencia de otros miembros del sindicato, por lo que el secretario general y otro compañero, quienes ante la negativa de los representantes de las empresas solicitaron que se eleve el presente expediente al señor Ministro de Trabajo y que se fije nueva audiencia en la que se cite al ingeniero MARIO MENA Gerente de Codigua Chiquita Brands Internacional.

Los representantes patronales a dicha audiencia no cumplieron con presentar la documentación solicitada en la anterior diligencia, solicitando prórroga con el objeto de poder cumplir con las prevenciones referidas en la adjudicación anterior, por lo que se declara SIN LUGAR la prórroga solicitada.

El 17 de febrero se presenta nueva denuncia de la que fue objeto una hija del secretario general del sindicato.

El hecho ocurrió el día sábado 2 de febrero de 2008. Indica la hija del compañero, cuando ella venía de su trabajo, como a eso de las 21:30 de la noche y que le salieron al paso cuatro hombres, quienes se la llevaron con lujo de fuerza a las orillas de la playa el Semillero. Allí la insultaron y la interrogaron sobre su papá, ella les dijo que él vivía en la Aldea Las Trozas, indicándoles que no sabia nada sobre su actividad sindical. Agrega la compañera que los cuatro hombres la violaron y que la dejaron tirada a orillas de la playa. Ella como pudo regresó a su casa como a las 23:30 horas y que no contó nada a su familia para que no fueran a salir y les pudiera pasar algo.

Al otro día le contó a la mamá lo sucedido y ambas acordaron que no denunciarían el hecho para evitar poner en peligro al compañero German Aguilar Ábrego (Secretario General).

Fue hasta el día 11 de los corrientes que ambas decidieron contárselo al compañero, quien no dudo en que este hecho vil fuera denunciado.

Este hecho se denuncia hasta en la presente fecha, pues se requería la autorización de la compañera para denunciar este cobarde hecho.

Es evidente que este acto infame tiene una procedencia y este es el de la patronal de la Finca Olga Maria. Pues señala la compañera que los hombres que la atacaron forman parte de la seguridad privada de la finca.

LAS AMENAZAS DE MUERTE CONTRA TRABAJADORES BANANEROS DEL SUR DE FINCA OLGA MARIA, PROVEEDORA DE CHIQUITA BRANS INTERNACIONAL SE HACE REALIDAD:

Consternados por la noticia del asesinato del compañero MIGUEL ANGEL RAMIREZ ENRIQUEZ, cofundador del Sindicato de Trabajadores Bananeros del Sur, en Finca Olga María propiedad de FERNANDO BOLAÑOS.

Este cobarde asesinato ocurrió a eso de las 08:00 de la noche del día domingo 2 de Marzo del presente año, cuando personas desconocidas irrumpieron su vivienda para acertarle varios disparos con arma de fuego hasta cegarle la vida.

Las amenazas inicialmente fue a los directivos sindicales, mismas que más adelante se hizo extensivo a todas las personas que habían constituido el sindicato.

Lo lamentable de todas estas amenazas es el hecho que el Ministerio Público, no obstante conoce la Fiscalía Especial para Periodistas y Sindicalistas, es notoria la falta de voluntad por hacer las investigaciones y castigar a los responsables.

En esa misma dirección se encuentran las demandas de reinstalación de dichos trabajadores, con lo cual, las distintas instituciones del Estado fomentan la IMPUNIDAD.

Ante dichos hechos, UNSITRAGUA exige al gobierno y las distintas instituciones del Estado dar con el paradero de los autores materiales e intelectuales de tan cobardes actos.

El día sábado 8 de marzo se registra un nuevo hecho cobarde en contra del compañero ALBERTO LOPEZ PEREZ directivo del sindicato, cuando a eso de las 18:45 horas llegaron varias personas en vehículo, motocicletas y bicicletas a su casa de habitación y entraron a su vivienda.

El compañero Alberto cuando se percató de la presencia de estos individuos alertó a su familia indicándoles que el iba a escapar.

Detrás salió su familia, pero su hijo pequeño escuchó cuando estos individuos platicaban cuando uno le dijo al otro "cállate"

El compañero Alberto escapó hacia la orilla del mar hasta refugiarse en la casa de otro compañero a quien le comentó lo sucedido.

Su familia buscó otro refugio, encontrándose con ellos hasta el siguiente día.

En ese momento, en su casa estaban 7 miembros de la familia quienes corrieron la suerte de escapar de quien sabe qué cosa.

Las motocicletas rondaban su vivienda tratando de que no saliera pero él ya había logrado escapar, no logrando identificar sus rostros por la oscuridad de la noche.

Seguidamente, ya en casa del otro compañero llamaron a la policía nacional civil quienes llegaron aproximadamente 1 hora y media después.

Luego de narrarles lo sucedido, dichos policías le acompañaron a su vivienda y constataron que se encontraban huellas de las personas que habían ingresado; asimismo, por su condición de humilde de la vivienda, ésta está circulada con alambre de púas y que lo había cortado por donde ingresaron.

En presencia de dichos policías un carro de color gris tipo pick up pasó frente a ellos y uno de los policías alumbró al vehículo constatando que éste no portaba las placas de circulación respectiva.

Indicaron los policías que se retiraban y que iban a tratar de darle alcance, cosa que se ignora si lo lograron.

Por la gravedad de la situación el compañero y su familia optaron por abandonar su vivienda, procediéndose a recabar toda la información para formular la denuncia respectiva.

El presente material se edita en Rebanadas por gentileza de Daniel Eduardo Vásquez Cisneros, Coordinador de Relaciones Internacionales de la UNSITRAGUA / Web

Rebanadas de Realidad - Envíenos sus comentarios e informaciones