Bufete de Informaciones Especiales y Noticias
URUGUAY

¿Paro general en defensa de la celulosa y del Banco Mundial?

Por Rafael Fernández

Rebanadas de Realidad - Tribuna de los Trabajadores, Nº 266, Uruguay, 28/11/06.- El diario oficialista La República festejó la resolución del Banco Mundial (BM) como si fuera una goleada de Uruguay contra Brasil en el Maracaná: 23 a 1. Según el periódico de Fasano, el BM representa "la fuerza de la razón", mientras que los piqueteros de Gualeguaychú que reclaman contra la contaminación ambiental son exponentes de "la razón de la fuerza".

Las multinacionales como Botnia y ENCE, y los representantes de estas multinacionales en el directorio del BM, son la voz de la razón. Los miles de personas que cortan la ruta en Entre Ríos serían simplemente furiosos patoteros que pretenden avasallar a nuestro país.

A cualquiera que pretenda todavía llamarse "de izquierda", un embellecimiento tan desmedido de la banca imperialista y de los pulpos de la celulosa, le daría un poquito de vergüenza. No es el caso del Secretariado del PIT-CNT que ha resuelto -por unanimidad, como no podía ser de otra manera- proponer a la Mesa Representativa la aprobación de un paro general y una movilización "en defensa de la soberanía y del trabajo", es decir, en defensa de Botnia y del Banco Mundial, y por supuesto del gobierno frenteamplista.

La unanimidad del Secretariado Ejecutivo no puede llamar la atención, desde el momento que ha sido copado por los aparatos frenteamplistas, a espaldas de los sindicatos -COFE sigue excluida del Secretariado pese a contar con la mayor cantidad de afiliados, porque perdió la "representación" un 'sindicalista' del gobierno.

El paro celulósico es la continuación y profundización de la orientación impuesta en el Congreso del PIT-CNT, y que ya se expresara el 24 de octubre cuando la cúpula sindical llamó a un paro "en defensa de la democracia" y contra un supuesto "complot desestabilizador"… en realidad apoyando la reforma tributaria y el aumento del gasoil -a esto llaman "que los más infelices sean los más privilegiados".

En el reciente IX° Congreso del PIT-CNT, más de un 40% de los delegados votó una moción contra la instalación de las plantas de celulosa: pese a ello, el Secretariado Ejecutivo vota por unanimidad la defensa de las pasteras. ¿No es una perfecta demostración del copamiento oficialista de la central sindical?

La cúpula sindical es vertiginosamente rápida para votar un paro para sostener la política de entrega nacional del gobierno, pero no para defender a los trabajadores lácteos, a los municipales o a los trabajadores del CASMU, todos ellos enfrentando a una patronal que viola los convenios. A la propuesta de la federación de trabajadores lácteos de un paro general parcial en apoyo de su lucha, la pasan "a la discusión de los sindicatos", mientas que el paro del 24/10 lo aprobaron entre gallos y medias noches, sin consultar a nadie.

La dirección sindical que dice defender "la soberanía", no ha hecho un paro general para exigir que no se entreguen 1.080 millones de dólares al Fondo Monetario, pero sí lo hace para defender el dictamen del Banco Mundial. Hay que reconocerles coherencia: siempre con los banqueros, nunca con las necesidades populares.

El completo sometimiento de la cúpula del PIT-CNT al gobierno fondomonetarista del Frente Amplio, plantea la urgencia de poner en pie agrupaciones clasistas y antiburocráticas en todos los sindicatos, e impulsar plenarios de obreros ocupados y desocupados en todos los barrios y localidades. Contra la agenda del FMI, el Banco Mundial y las multinacionales contaminantes, levantemos la agenda de los trabajadores, como lo hacen los trabajadores lácteos, de la salud y municipales.

El presente artículo se edita en Rebanadas por gentileza de Juan Vital Andrada, dirigente del Partido de los Trabajadores del Uruguay.
Rebanadas de Realidad - Envíenos sus comentarios e informaciones