Bufete de Informaciones Especiales y Noticias
UNION SINDICAL OBRERA DE LA INDUSTRIA DEL PETROLEO (USO) - COLOMBIA
Afiliada a: FUNTRAENERGETICA y a la CUT

Solidaridad con los religiosos y activistas de Derechos Humanos del Magdalena Medio

Por Jorge Enrique Gamboa Caballero, Presidente USO Nacional

Rebanadas de Realidad - USO, Bogotá, 18/04/08.- En la Región del Magdalena Medio se ha conocido una declaración aparecida por Internet amenazando de muerte a los Obispos, Sacerdotes y organizaciones que ejercen su ministerio y contribuyen a la paz y la convivencia de la población en los Municipios de este sector del país.

La declaración amenazante está firmada por el comandante Camilo, del bloque norte de las "Águilas Negras" y señala a los Párrocos de las poblaciones de Regidor, Tiquisio, Arenal, así como al Obispo de Magangué, Monseñor Leonado Gómez Serna y de Barrancabermeja, Monseñor Jaime Prieto Amaya, al igual que al Padre Francisco de Roux Rengifo, director del Programa de Desarrollo y Paz del Magdalena Medio, a los trabajadores de este programa y a organizaciones como Sembrar y la Federación de Agricultores y Mineros del Sur de Bolívar.

La declaración señala a todos ellos como "objetivos militares" y les decreta un "plan de aniquilamiento y exterminio", con los más calumniosos pretextos que nada tienen que ver con el ejercicio abnegado y perseverante a favor de los sectores sociales de esta región, la cual a sufrido por años la violencia y la persecución.

La Unión Sindical Obrera USO, que conoce el trabajo de ellos y con quienes ha compartido su actividad, rechaza con toda energía semejante expresión de salvajismo inhumano por parte de los grupos que han sembrado la violencia y el terror contra el movimiento obrero, las organizaciones sociales y de derechos humanos en esta región durante un largo período, sacrificando la vida de más de 2000 valiosos luchadores populares, desde 1986. La USO condena estos actos, que demuestran que el paramilitarismo ni se ha desmovilizado ni ha cesado su acción criminal.

Hacemos un llamado a todos los sectores sociales a rechazar con indignación tan graves amenazas que ponen en riesgo inminente la vida y la actividad de altos dignatarios y sus colaboradores que trabajan sin cesar por mejorar el nivel de vida y de bienestar social de toda la población. Este escandaloso hecho muestra el grado de descomposición a donde ha llegado la insanía paramilitar hasta ofender gravemente a quienes merecen en cuando menos respeto y reconocimiento del conjunto social.

Pedimos a las organizaciones sociales y a todos los habitantes del Magdalena Medio que expresen públicamente y en todas las formas, su rechazo a esta situación y exijan una investigación a fondo sobre sus autores y una sanción ejemplar de las autoridades.

Una vez más manifestamos nuestra solidaridad para con los Sacerdotes y Obispos que vienen colaborando con las corrientes democráticas del Magdalena Medio.

COMISIÓN NACIONAL DE DERECHOS HUMANOS Y PAZ - USO -

El presente material se publica en Rebanadas por gentileza del Equipo de Prensa de la USO. / Web