Bufete de Informaciones Especiales y Noticias
UNITED STEELWORKERS (USW) - ESTADOS UNIDOS - CANADÁ / (Sindicato Internacional de Trabajadores Unidos del Acero, Papel y Silvicultura, Manufactura, Energía, Industria y Servicios Aliados)

Carta a la Secretaria de Estado Hillary Clinton sobre la persecución política contra los mineros mexicanos

A propósito de la visita del Presidente Barack Obama a México, los Steel Workers de Estados Unidos y Canadá, envían una carta "exigiendo" el cese de la persecución política del gobierno mexicano y la empresa Grupo México, contra el Sindicato Nacional Minero y en particular contra su líder, el compañero Napoleón Gómez Urrutia.
Por Leo W. Gerard, Presidente Internacional de los USW

Informaciones del USW editadas en Rebanadas:

Rebanadas de Realidad - USW-Estados Unidos-Canadá, 26/03/09.-

Marzo 24, 2009
Honorable Hillary Rodham Clinton
Secretaria de Estado
Departamento de Estado de EEUU
2201 C Street NW
Washington, DC 20520

Estimada Secretaria Clinton:

Le escribo para expresar nuestra profunda preocupación sobre las continuas violaciones a los derechos laborales en México.

Después de quince años de la implementación del TLCAN, los trabajadores mexicanos enfrentan un panorama verdaderamente sombrío. Los salarios reales se han estancado, mientras que tanto el desempleo como la inflación se incrementan. Los trabajos en las industrias ensambladoras de exportación están desapareciendo en una tasa alarmante, mientras que las redes de seguridad social se están colapsando. Adicionalmente, los trabajadores ahora enfrentan la violencia perpetrada por los carteles de drogas y por las fuerzas de seguridad del gobierno.

Para enfrentar estos retos, los trabajadores, ante todo, necesitan ser capaces de ejercitar su derecho fundamental de organizarse: de elegir libremente a sus representantes; y de negociar colectivamente con sus patrones. Pero bajo el sistema corporativo mexicano de control laboral, estas libertades no existen. Los patrones -incluyendo muchas corporaciones de EEUU- son libres de establecer sindicatos controlados por las empresas bajo el sistema de "contrato de protección". Los trabajadores no tienen derecho a escoger su sindicato, a elegir a sus líderes sindicales, o incluso a obtener una copia de su contrato. Los trabajadores que tratan de luchar por la formación de sindicatos independientes son despedidos, incluidos en la lista negra, y frecuentemente son sujetos a violencia física. Estas prácticas han sido repetidamente documentadas en casos presentados ante el Comité de Libertad de Asociación de la Organización Internacional del Trabajo y ante el Departamento del Trabajo de los EEUU bajo el Acuerdo de Cooperación Laboral del Acuerdo con Norteamérica.

En los últimos tres años, el gobierno de México ha lanzado un sostenido ataque contra el Sindicato Nacional de Trabajadores Mineros, Metalúrgicos y Similares de la R. M. (SNTMMSRM) y contra su líder, Napoleón Gómez Urrutia. El SNTMMSRM es uno de los pocos sindicatos en México que se han resistido al control del gobierno -a través de estallar huelgas por salarios encima de los mínimos establecidos por el gobierno; denunciando la explosión que mató a 65 trabajadores en 2006 en la mina de Pasta de Conchos, propiedad del Grupo México; criticando públicamente las propuestas de reforma de la ley laboral que debilitan los derechos sindicales; y formando una fuerte alianza internacional con los United Steelworkers para defender los derechos de los trabajadores a lo largo de Norte América.

En respuesta, el gobierno de Vicente Fox y el de Felipe Calderón han lanzado una guerra total contra el sindicato.

  • La Secretaría del Trabajo ilegalmente retiró el reconocimiento a Napoleón Gómez y al Comité Ejecutivo en su totalidad, restaurándolo solo después de una orden judicial. Después de que Gómez fue re-electo, el gobierno nuevamente se negó a reconocerlo.
  • Los perseguidores gubernamentales repetidamente han presentado cargos penales contra Gómez y otros dirigentes sindicales, acusándolos de robar un fondo fiduciario del sindicato. A pesar de una auditoria independiente y de numerosas sentencias judiciales en el sentido de que no hubo delito, el gobierno sigue presentado los mismos cargos en diferentes juzgados estatales. Como resultado, Gómez ahora esta en el exilio en Canadá, un miembro del comité ejecutivo esta en prisión, y otros enfrentan cargos criminales.
  • Las cuentas bancarias sindicales han sido congeladas, afectando severamente su capacidad de representar a sus miembros.
  • El gobierno ha cooperado con el Grupo México para reemplazar al SNTMMSRM con sindicatos de la empresa en ocho de sus instalaciones.
  • El gobierno repetidamente ha calificado como ilegales las huelgas sindicales y enviado fuerzas de seguridad para remover a los trabajadores, solo para ser revocado por los tribunales. En la mina de Cananea propiedad de Grupo México, una huelga de 17 meses ha sido declarado ilegal tres veces.
  • Las fuerzas de seguridad del gobierno dispararon contra los mineros en huelga en abril del 2006, matando a dos miembros del sindicato. Nadie ha sido perseguido por estos asesinatos.

En un reporte emitido en junio del 2009, el Comité de Libertad de Asociación de la Organización Internacional del Trabajo concluyó que "las autoridades laborales se han enganchado en una conducta que es incompatible con el Artículo 3 del Convenio No.87, que establece el derecho de los trabajadores a elegir a sus representantes en total libertad." El Comité estableció que "deplora la excesiva duración de los procedimientos judiciales relativos a diversos aspectos de este caso y el grave perjuicio que esto ha causado a la queja del sindicato."

En su campaña por quebrar al sindicato independiente de Mineros, el gobierno ha actuado a nombre del Grupo México, una de las más grandes empresas en México, la cual está controlada por Germán Larrea. El Grupo México es propietario de Asarco, la compañía minera de cobre, que emplea a miembros de los United Steelworkers en Arizona y Texas. El año pasado, la empresa fue encontrada culpable de defraudación contra los accionistas de Asarco en un juicio presentado ante una corte Federal en Texas. Adicionalmente, las acusaciones de contrabando de drogas por Ferromex, una empresa ferroviaria filial del Grupo México, la cual es parcialmente propiedad de Union Pacific, están en el centro de una demanda federal contra Union Pacific que fue presentada esta semana.

En vista de las recientes declaraciones del Presidente Obama de que las disposiciones del Acuerdo Laboral del TLCAN deben ser incorporadas en y estar sujetas a las mismas provisiones de cumplimiento de las controversias comerciales, nosotros esperamos que en su encuentro con el Presidente Calderón, usted le comunicará de una manera clara e inequívoca, que los Estados Unidos de Norte América rechazan las políticas anti-obreras de México y repudian los ataques del gobierno mexicano contra el SNTMMSRM y Napoleón Gómez. Un régimen comercial verdaderamente justo solo puede existir donde los derechos fundamentales de los trabajadores son respetados.

Espero con interés la oportunidad para comentar este y otros asuntos con usted cuando le sea más conveniente.

Muy atentamente

Leo W. Gerard
Presidente Internacional
El USW representa a 170.000 trabajadores de la industria del papel y la madera en Estados Unidos y Canadá. / Web / El presente material se edita en Rebanadas por gentileza de Jorge Campos Miranda.