Bufete de Informaciones Especiales y Noticias
UNIÓN DE TRABAJADORES DE PRENSA DE BUENOS AIRES (UTPBA) - ARGENTINA

El dueño de Canal 9, Remigio González, actúa como en la dictadura militar

Censura, despide, encierra, filma, persigue y realiza acciones psicológicas contra los periodistas de la emisora.
Por la Comisión Directiva

Rebanadas de Realidad - UTPBA-Buenos Aires, 09/01/08.- En poco más de dos décadas Ángel Remigio González, empresario mexicano-estadounidense, residente en Miami, se convirtió en uno de los magnates de medios más importante de Centroamérica y ahora se extiende hacia el sur del continente, siendo actualmente uno de los dueños de Canal 9, en donde aplica métodos utilizados durante la dictadura militar, al censurar, despedir, filmar, encerrar e impedir que actúen libremente los delegados de la emisora.

En estos días se conoció la noticia de que compró el 10% de las acciones de Bolivisión , hasta entonces en manos de una Sociedad de Responsabilidad Limitada, montada por Ernesto Asbún, el ex dueño del Lloyd Aéreo Boliviano (LAB), antes de fugarse del país por malversación de fondos.

Pocos meses atrás el medio adquirido fue Canal 9, de Argentina, en manos de Daniel Haddad, quien afirma no tener actualmente ninguna vinculación con la emisora.

Desde que el grupo se hizo cargo de éste medio, inició una serie de acciones y medidas, que llevan el sello y el formato de las que se realizaban en plena dictadura: se filma a los periodistas, se los despide y censura, y ahora-luego que los colegas cesanteados reingresaran a sus puestos de trabajo- se los encerró en un pequeño espacio, dejó sin baños, refrigeración y agua, lo que ocasionó que uno de ellos tuviera que ser internado.

El empresario de medios Ángel Remigio González, un mexicano-estadounidense, afincado en Miami, es dueño de la mayoría de los medios de Guatemala, donde hizo su fortuna y según numerosas Organizaciones No Gubernamentales su influencia en la política es determinante.

El actual dueño de Canal 9 de ser un simple vendedor de publicidad y de programas de televisión de los canales mexicanos, se ha convertido en dos décadas en un magnate de los medios, comprando la mayaría de ellos en América central.

Recientemente su influencia se amplió a América del Sur, donde adquirió canales de televisión, emisoras de radio y periódicos. Su fortuna se calcula en 2 mil millones de dólares.

Sus primeras adquisiciones fueron en Guatemala en 1981 y 1982, donde se hizo con varios canales de televisión, en momentos en que el país vivía bajo las más sangrientas dictaduras militares impuesta por los Estados Unidos . Las operaciones comerciales de González contaron con el apoyo de los dictadores de turno, los Generales Romeo Lucas García y Efraín Ríos Montt, responsables de masacres de decenas de miles de guatemaltecos, en su mayoría indígenas mayas.

Ahora, este personaje llega al país y comienza a aplicar los mismos métodos que utilizó y utiliza en las naciones donde compró medios de comunicación.

La UTPBA, los trabajadores de Canal 9 y de los principales Canales abiertos denunciaron esta situación ante el Ministerio de Trabajo y ahora lo comenzará a hacer ante organizaciones internacionales de prensa, mientras se mantienen, con sus dirigentes y delegados, dentro y en la puerta del medio.

Nadie puede quedarse callado ante empresarios que son expuestos como “inversionistas” y en realidad realizan negocios pocos claros, en donde los trabajadores de prensa son los principales afectados al perder sus fuentes laborales y vivir cotidianamente bajo presión psicológica, como ya sucede con otros colegas del continente donde Gonzáles es propietario de un medio de (des) comunicación.

El presente material se edita en Rebanadas por gentileza de la Agencia Nacional de Comunicación de la UTPBA. / Correo