Bufete de Informaciones Especiales y Noticias
REVISTA VÓRTICE - Ciencia, Arte y Filosofía desde la Política - PERÚ
Editorial del 25/08/09

¡Alto a la represión contra Vórtice, que las ideas se combatan con ideas!

"Nada me retuvo. Me liberé (…). Y bebí un vino fuerte, como sólo los audaces beben el placer", Konstantino Kavafis
Por los Editores de Vórtice

Artículos de Vórtice editados en Rebanadas:

Rebanadas de Realidad - Vórtice, Lima, 06/09/09.- Tienta decirlo así: si el marxismo se quitase la corbata, la democracia se quitaría el vestido. Mas, con perdón de García Lorca, quien, dicho sea de paso, murió a los 37 asesinado por la represión franquista, nuestro sistema de ideas, de un vivir siempre proceloso, no precisa despojarse de nada para ser acogido por la democracia y fecundarla. Menos de la corbata que, como explican las etimologías, alude a lo principal habido o por haber en materia de virilidad.

Pero principiemos por los hechos: nuestro director, un servidor que aún anda por los 28, está siendo atacado por Internet en http://www.horaciocalderon.com/Articulos/HC_PERU_TERRORISMOYSUBVERSIONCHAVISTA.doc, presentándosele como que ha estado preso por casos relativos al Partido Comunista del Perú. No sería un demérito pero el hecho es que jamás han estado presos ni nuestro director ni ninguno de nuestros integrantes. Lo dicen para preparar la represión en contra nuestra. De otro lado, la familia que sirve a esta revista con su dirección y su teléfono, ha comenzado a sufrir hostigamiento de la policía del Perú. La cereza que corona el pastel es que la Srta. Arqueóloga Susana Arce Torres, directora del Instituto Nacional de Cultura-Ica, quien democráticamente, en aras de la cultura, y sin estar de acuerdo con nuestras ideas, accedió a la presentación de nuestra edición Nº 16 en dicha institución (acto que se plasmó a salón repleto el 16 de julio de este año previas presentaciones por radio y televisión en esa localidad) ha sido reemplazada en el cargo por un Sr. aprista sin mayores méritos culturales.

Así pues, la represión se cierne sobre VÓRTICE. De seguro porque somos convictos y confesos del marxismo-leninismo-maoísmo. ¿Nada más? Bueno sí, hay algo más. El pensamiento Gonzalo, por supuesto, el pensamiento Gonzalo, que ahí está lo más principal. Ahora bien, sigamos razonando, ¿no vendría bien que en lugar de echar mano a la represión, así por así, nuestros respetables adversarios se explicasen qué nos ha llevado a beber de dicha ideología? Aquí algunas pistas. Cualquier sicoanalista diría que es porque lo prohibido tienta, pero eso suena genérico e infantil. El hecho es que nuestras hormonas y nuestras neuronas cada vez más se enardecen con la situación del país y ya no pueden conformarse con ideas de menor envergadura desde que tuvieron constancia de que mientras los que desde abajo se rebelaron con todo, errores incluidos, encabezados por el Dr. Abimael Guzmán, hace años que solicitan una solución política, desde arriba, desde el Estado, no se mueve un dedo en tal sentido, siendo que ahí está la madre de todas las reconciliaciones que el Perú necesita, y pese a que tanto dicen condolerse con los lamentables hechos de sangre. Y eso se confirma cuando un general, un viceministro o un funcionario del INC se las juegan por dar una salida democrática a la agenda del país y, en premio, son destituidos.

Es esa tozudez, que contraviene las prácticas de la historia universal, saturada de acuerdos de paz y de amnistías con que se ha terminado los conflictos político-sociales de mayor aliento, lo que nos aviva el seso para investigar y calar tanto los intereses de quienes ocultan y se oponen a esas soluciones, como las bondades ideológicas de quienes sí las promueven. De esto último hablamos concentradamente en esta edición en nuestra sección sobre ciencia. Pero reiteramos, esto es, pues, lo que nos ha puesto en marcha.

Porque si Arquímedes extrajo la clave del equilibrio de los fluidos (hidrostática) mientras explicaba el saldo de líquido desalojado por una corona que fraudulentamente no era de oro puro, y ya que ese matemático putativo que es Alberto Fujimori, no ha querido explicar, entre otras cosas, ese saldo de 15 millones de dólares que le entregó a Montesinos, alguien debería extraer de esto la clave de que Fujimori jamás quiso un equilibrio de fuerzas políticas para nuestro país, porque ese equilibrio le hubiera impedido robar, a él y a su socio y fue por eso que alargó la guerra interna cuando ya estaba sobre la mesa una seria propuesta de paz.

Pero cuanto más oculta estas verdades el fujimorismo sin Fujimori, más nos excitamos nosotros en el afán de situar las disputas del país en el terreno de las ideas. Porque queremos, fervientemente, empoderar a la cultura, movilizar espíritus, diseminar ideas. Eso hacemos. He ahí nuestro Karma y he ahí nuestro darma, es decir, nuestro condicionamiento y nuestra misión. Cual si fuese que salvo el saber todo es ilusión.

¿Y qué nos van a hacer por eso? ¡Si simplemente estamos demandando a las autoridades peruanas un sentido de nación! No es prohibiendo ideologías que se ha de cohesionar a nuestro país. Ya lo dijo el reconocido periodista Federico Salazar en No hay delito de opinión (La República, 26/07/09) "Eso no es apología (…). Apología sería decir: `hay que hacer como él, hay que matar gente`, o cualquier expresión equivalente". Antes bien, los múltiples enfoques enriquecen la visión de la problemática que enfrenta nuestra nación en riesgo: en lo externo, nuestro país está quedando peligrosamente en líneas interiores. Con su hinterland (los aledaños a esas puertas que son los puertos) y su heartland amazónico al alcance de las ambiciones foráneas. Chile no da puntada sin hilo (ni apenas en fútbol) y ya tiene a Bolivia como nuevo aliado para buen tiempo. De Ecuador ni se diga. Las bases militares que prepara EEUU en Colombia, desde donde sus aviones podrán volar sin reabastecerse hacia cualquier país de América del Sur, tienen como uno de sus objetivos la Amazonía. Habría que ver el papel de contrapeso del BRIC (Brasil, Rusia, India y China) pero el gobierno peruano está entregado en cuerpo y alma a EEUU que nunca le jugó limpio al Perú.

Sin embargo, no sólo en lo externo el neoliberalismo está debilitando gravemente al Estado peruano. Para mencionar aquí sólo una faceta, si se siente que nuestra nación tiene una llaga en el Huallaga y una brecha que parte del VRAE, ¿por qué no se le da espacios al Dr. Guzmán, si es en virtud de su propuesta de paz que, en estas lides, en el resto del país las cosas pintan mejor? La potencia del pensamiento Gonzalo, como la de la energía nuclear, se puede usar para bien o para mal (en este último caso para traficar mercenariamente con él). Si antes se usó para desnudar problemas, dolorosamente y con excesos por cierto (aunque no como se presentan las cosas desde arriba), ya estamos en tiempos de reconciliación. Nosotros lo usamos para esto. Y por lo mismo ahora cogemos dicho instrumento ideológico para tratar al infantilismo y al dogmatismo (véase como lo hacemos en esta edición, en lo referente al artículo sobre los sucesos de Bagua).

Pero los caviares recalcitrantes también llevan. Alberto Adrianzén, por ejemplo, que es un tremendo caviar aunque él mismo no lo sepa. En su artículo La izquierda en su laberinto (La República, 22/08/09) dice que si se acepta que los problemas que se enarbolaban antes ya no son los que "provocan la división de la izquierda realmente existente, la pregunta es por qué ésta no pudo superar su crisis y unirse". Sospecha que hay cinco razones, que nosotros pasaremos a criticar porque no hacen un diagnóstico certero: "a) la falta de espacios de debate". ¿Qué? ¿Los izquierdistas legales están presos en cadena perpetua y en aislamiento absoluto? ¿Quién les amarra nada como para que no puedan generar esos espacios de debate? "b) la falta de un recambio generacional de sus direcciones". Será pues porque sus mejores cuadros de bases se pasaron al Partido Comunista en vez de no hacer nada de trascendencia. De lo contrario, si no hubiese habido esa opción y permanecieran ahí, hace mucho que se hubiera dado ese cambio de dirección. Porque los buenos cuadros, para hacer lo que se necesita hacer, no piden consentimiento a los burócratas. Plantean de abajo arriba lo que corresponde, con los fundamentos del caso, una, dos y hasta tres veces, pero como se les responda con la mecedora y se les cierre los espacios no entran en vainas y pasan por encima de los burócratas. "c) los escasos vínculos con los movimientos sociales" ¡No pues, respetado Sr. Adrianzén, no se puede hacer análisis tan poltrones! Este punto no es una razón que explique "el porqué del estancamiento" de la izquierda. ¡Es más bien su síntoma! Así que mejor paramos la relación y vamos a la pepa que el Sr. Adrianzén escamotea: el drama de los izquierdistas legalmente existentes (de los renuentes en realidad, porque otros ya se estarán desmarcando) es que su carácter a lo máximo que los llevó fue a usar el discurso de izquierda y los debates sobre el carácter de la sociedad, etc., como pretextos para lograr el sueño del partido propio. Por eso es que jamás quisieron cosas serias. Por eso no se unen. Porque son campeones de la privatización. Porque están penetrados por el neoliberalismo posiblemente hasta en forma inconsciente.

Y eso nos permite dar más pistas a nuestros respetados adversarios represivos, que están distrayéndose en perseguirnos por estas ideas en lugar de aunar fuerzas, por ejemplo, contra la delincuencia común que campea en las minas, en el campo y en las urbes. ¿Qué van a lograr con reprimirnos? Si nos detienen van a tener que hacer lo mismo con nuestros familiares, o nuestros amigos, y con los amigos de nuestros amigos. ¿Y no dicen que uno en la prisión se hace subversivo más fino? Se aceleraría, pues, la crianza de cuadros (gracias Nietzche). Más práctico sería apostar a que pase con nosotros lo mismo que pasa con la izquierda legamente existente. Lo cual es fijo en estos tiempos de neoliberalismo y karaoke donde cada quien quiere ser la voz cantante (pero muchas veces sin soltar el canto que se tiene dentro). ¿No es una vieja característica de nuestros izquierdistas el fundar publicaciones que, como el Tren Macho, parten cuando quieren y llegan hasta donde pueden, pero no por problemas externos, sino internos pues la represión no los toca ni con un pétalo? Eso sería más razonable: apostar a que el figuracionismo, el machismo, los celos, la competencia, etc., despedacen por dentro esta revista, la revienten o la extingan. Ahora, que si se insistiera en reprimirnos habrá que esperar manifestaciones en rechazo a esa represión, por lo pronto nuestras publicaciones están apareciendo en las siguientes páginas: http://www.mercosurnoticias.com/index.php?option=com_content&task;=view&id;=28595&Itemid;=255 y en Rebanadas de Realidad. Entre tanto, estimados lectores, queda en vuestras manos nuestra edición Nº 17.